MADRE SOLO HAY UNA

by - mayo 05, 2017




Hoy por hoy están saliendo a la luz muchas reivindicaciones de mujeres que buscan y reclaman su sitio en este mundo que tanto se ha empeñado en otorgarle un puesto que nunca habían pedido. Que somos trabajadoras, muchas madres, hijas ,hermanas, tías, abuelas, suegras; todas y cada una de nosotras adquirimos nuestros puestos ya designados en una sociedad que evoluciona constantemente pero a veces parece haberse olvidado de lo más fundamental; que como en cualquier "gran empresa" una tiene la aspiración del ascenso, de la responsabilidad remunerada con el aplauso por el trabajo bien hecho, de la autocomplacencia y la realización de una misma.



Últimamente no paro de escuchar la palabra conciliación; que cada una a su manera le pone definición en función del cargo que le ha tocado en "la empresa". Que en muchos casos se la ve como una utopía. sí. Pero yo creo que sin lucha no hay victoria y tal vez la definición de conciliación no sea realmente la que nosotras creemos o tal vez sea posible que esta goce de cientos de definiciones como puestos a desempeñar por cada una de nosotras.


Una ejecutiva que se pasa el dia en su oficina no necesita la misma concialición que una que trabaje desde casa o tenga un horario solo de mañana. Todas necesitan lo mismo si, la conciliación; pero de distinta manera.


Para mí la conciliación se basa fundamentalmente en el respeto y el apoyo. Mi marido, pilar fundamental sin el que nada sería posible, es uno de esos afortunados que tiene un trabajo increíble y por el que se desvive, y por el que también se suele pasar unos cuantos meses fuera, solemos llevarnos la casa a cuestas por gran parte del país y la familia nunca suele estar cerca; me ha tocado ser en muchos casos madre soltera, enfermera 24 horas, administradora, profesora, psicóloga; en definitiva ese pedacito de todo un poco que todas llevamos en nuestra maleta de madres.



 
En su día decidí que iba a ser la que se quedaba en casa y que mis hijas, como pequeñas sufridoras de las largas ausencias de su padre, no lo fueran también de las de su madre. Llevar una casa y que funcione bien, cuidar, criar y educar a dos niñas muchas veces sola y lejos de tu familia es agotador y confieso que muchas veces a una se le pasa por la cabeza cómo sería eso de irme todo el día a una oficina con adultos y realizarme a mi misma y es curioso que a veces simplemente lo pienso por el que dirán, porque los demás la tengan a una encuenta y la tomen en serio. Pero en definitiva cual es la opinión que más nos importa y realmente reconforta, la de los demás o la de tus niñas cuando les das un beso de buenas noches y te dicen te quiero mamá. Esa es una remuneración muy difícil de compensar.

El trabajo de ama de casa en primer lugar( aunque no se considere un trabajo en sí..), es el que tiene el peor horario del mundo, sin opción a ascenso y OMG! sin remuneración alguna. Nuestra motivación: mantener como autónomos sufridores nuestro medio(la familia) en perfectas condiciones, desvivirnos por nuestros trabajadores y velar porque ninguna de las piezas indispensables que la componen se desequilibre y haga peligrar esa autonomía. Ahí es nada.

El hecho de trabajar en y desde casa y no tener un horario de oficina fijo la hace a una muy vulnerable. Vulnerable al hay que hacer esto y lo otro y después ya me encargo de mi otro trabajo, de esto ya lo puedo hacer yo también porque claro, si yo estoy en casa, y ya luego me encargo de mi otro trabajo; que ha habido un desastre o hay que levantar un pequeño campamento de enfermería, nos ponemos la bata y ya luego me encargo de mi trabajo. Hello conciliación??.

Todo este tinglado de casa y niñas lo acompaño de una búsqueda exhaustiva de tiempo para sacar adelante mi proyecto profesional. La pintura y mi blog de decoración. Todas mis pasiones juntas y lo mejor, contarlo todo, porque podría pasarme el día hablando y contandote cosas y ya no te quiero ni contar si me pones un café delante y en un lugar para fotografíar. Mi reciente incorporación a la comunidad netisimmas en donde muchas de nosotras vive mi misma situación, me ha hecho ver que mujeres como nosotras en realidad hemos creado un nuevo concepto, un nuevo puesto para la "gran empresa", una nueva definición de conciliación.

Que sí que soy mamá, jefa de mi gran cotarro llamado familia y emprenderora que busca con ansia viva horas y resquicios de tiempo perdido que reunir para hacerlo bien, para demostrar y demostrarse, para encontrar el respeto y el apoyo; para conciliar.

 

Marta Besada

You May Also Like

2 comentarios

  1. Me ha encantado tu visión de "la empresa". Yo creo que eres afortunada aunque desde fuera no seamos conscientes del esfuerzo que supone. Seguro que tu lucha traerá victoria.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón,soy una afortunada y así lo siento. Me alegro mucho que te haya gustado Laura!!

    ResponderEliminar