MI VITRINA Y LA BÚSQUEDA DE CARÁCTER

by - octubre 31, 2017



No hace mucho planteé en stories (instagram) una encuesta a cerca de la vitrina de mi dormitorio. Mi duda era si la pintaba de gris o de amarillo; y aunque el amarillo fue un duro competidor, el resultado terminó siendo igualado al 50% , por lo que la decisión terminó siendo tomada por conseso general en el centro neurálgico de mi casa.


 

Una vez decidido el color os aseguro que ya en la tienda y con ambos botes, uno en cada mano, mi yo Annie Sloan me decía llévate los dos, nunca se sabe!. Finalmente opté por el que habíamos decidido por conseso, ya que es un riesgo tener más botes de pintura en mi estudio.

Por un aparte siento que traiciono a los que me motivaron a pintarla de amarillo; por otra, conservo la tranquilidad de mi marido ante mis locuras pictóricas. Es una manera de conciliar, os lo aseguro…

 

Y este es el resultado final:

 

Un gris vintage con el que puede destacar ese rosa chicarrona del interior y un papel pintado gris lápiz. Soy muy de poner nombres propios a los colores para crear familiaridad.

Es un gris mezclado con verde agua, que por otra parte me viene muy bien para mi deco del dormitorio, que está claro es un punto más que importante para la decisión del color de la vitrina, puesto que es el elemento más resultón del cuarto.


 

Primeramente tuve que lijar y limpiar bien la superficie, ya que aquí donde la veis lleva tantas capas como indecisiones he tenido sobre su personalidad. Por lo que un buen lijado era necesario para que las puertas y cajones cierren sin problemas y tener una superficie en condiciones para pintar sin baches de por medio.

Pues una vez lista, a pintar y emocionarse con los primeros síntomas del color gris vintage sobre mi vitrina. Un par de capas con una brocha adecuada ( muy importante) y a secarse.

Para proteger la pintura le he dado una fina capa de cera transparente con un paño suave y finalmente colocamos los tiradores que laqué en dorado previamente.

Como podéis observar el contraste con el rosa del interior es bastante molón por lo que me decidí a poner un par de borlas del mismo tono colgadas de los tiradores, para darle un poquito más de protagonismo a mi rosa chicarrona.


 

El papel pintado del fondo lleva ahí desde los comienzos de mis locuras con esta vitrina, ya que este fue un enamoramiento a primera vista y no soy quién para quitarlo.

 



 
 
Llenamos el interior de todo lo que nos gusta…y voilá!!

 Espero que os haya gustado el resultado; y para las que me pedíais con pasión el amarillo, calma chicas, todo llega…

 

Marta Besada

You May Also Like

2 comentarios

  1. ¡Te ha quedado genial guapa! Super buen gusto. Mil enhorabuenas por el trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! me alegro que te haya gustado!

      Eliminar