CASAS DE MADERA, SÍ QUIERO.

by - noviembre 28, 2017



Cuando pensamos en una casa de madera tal vez nos vemos rodeadas de praderas cual Heidi, dando de comer a las cabras y paseando junto a Niebla por paisajes interminables. Y aunque suene muy bucólico y no sea nada desdeñable; hoy en día podemos vivir como auténticas divas de Hollywood en nuestra casa de madera. Como, ¿Qué lo dudas?, echa un ojo guapi…

Ya hace bastantes años que este tipo de casa son un must en muchos países nórdicos, Canadá, suiza, etc.. y poco a poco también empieza a instalarse en nuestros corazones. Welcome to Spain!

Quién no ha soñado de niño con una cabaña de madera en un árbol; yo te diré que no soy una excepción y bueno hoy en día las maravillas de la construcción y la ingeniería crean auténticas casas flotantes en árboles como sacadas de nuestros mejores sueños de niños y haciéndolas realidad para nuestro yo adulto. Gracias, gracias!!

 

Pero el caso que nos ocupa es otro, y esta vez permaneceremos más cerca del suelo y con los pies en la tierra para enseñaros que una casa de madera puede ser la casa de nuestros sueños por muchos motivos:

1.   TODO TIENE UN PROCESO.

Lo más importante es buscar el terreno perfecto porque este condicionará nuestra casa; una pendiente, qué tipo de suelo es, hacia donde se orientará, el tamaño etc..  en este caso podemos comenzar la búsqueda liándonos la manta  a la cabeza como buenos aventureros o bien contratar a una empresa que se encargue de completar nuestra lista de deseos.
 

2.  PERMISOS.

Hay que tener en cuenta que debemos cumplir con los mismos permisos y requisitos legales lo mismo que con cualquier otra construcción convencional.

Por otra parte son casas que permiten solicitar una hipoteca, ya que las casas van ancladas a un sistema de hormigón, por lo que no son transportables y se consideran bienes inmuebles. A nivel fiscal y en cuanto a la revalorización son iguales también a las casas de obra convencionales.

3.  DISEÑO.

Esta es la mejor parte, ya que tú elijes el diseño y la distribución, lo cual es fundamental. No hay un estándar de casa de madera, hay todos los tipos y estilos que tu cabeza pueda desear. Obviamente siempre tendrás asesoramiento pero el sueño es tan solo tuyo.




 

4.  CONSTRUCCIÓN.

Son construcciones más ágiles; los materiales son diferentes ya que no necesitan tiempos de secado como el hormigón. La madera la encontramos en la estructura interior hecha 100% de este material, ya que el exterior no siempre tiene que ser madera.

Son estructuras muy livianas a base de pilares de madera entre los que se colocan planchas aislantes y paredes de yeso cubriéndolas. Tenemos que tener muy claro que no son casas prefabricadas, se construyen “in situ” en el terreno y cuentan con una mayor calidad y mucha mayor amplitud de posibilidades a la hora del diseño.
 
 

5.  VENTAJAS.

En las casas de madera podemos encontrar la gran ventaja del tiempo. Todos sabemos lo tedioso de las obras en cuanto al concepto que tenemos nosotros del tiempo y el concepto extrañamente diferente que tienen los que la construyen, por lo que restar en este caso es sumar en salud mental y calidad de vida.

Otra ventaja estupenda es el aislamiento, a mi parecer algo que debe estar en nuestra lista de number one, ya que un buen aislamiento no solo nos aporta calidad de vida, sino ahorro a largo plazo. Estas casas gracias al aislante natural de la madera suele ser el triple de eficaz que en una construcción convencional y a demás es una construcción con mucho material aislante, por lo que reduce hasta en un 60% la fuga de energía que tanto nos preocupa. ¿A que ya te lo estás planteando?
 


 


 

En cuanto a las reformas; que sí, que uno cuando construye no es que se le venga a la cabeza ya una reforma porque le puede dar un mini infarto en el momento; pero es algo a plantearse de cara al futuro.  Aunque los problemas desaparecen al tener en cuenta que sus reformas o ampliaciones son sencillas, rápidas y con a penas deshechos; y lo mejor, es que si tu construcción es tradicional esta se adapta, ya que son 100% compatibles. Otra gran aportación sin duda.

 Si os soy sincera, nunca me hubiese planteado una casa de madera, aunque gracias a la búsqueda de información para hacer este post, tengo que replantarme esa casa de los nuestros sueños que siempre ronda.
Me ha ganado no sólo su rapidez y menor coste, sino que son construcciones menos agresivas con el medio ambiente, y eso hoy en día debería ser otra prima muy importante a tener en cuenta. Son casas para toda la vida, su mantenimiento estructural es innecesario y en cuanto a la fachada si hemos elegido un exterior de madero y no sintético, simplemente debemos darle un lavado de cara cada 25 años aproximadamente; pero, qué casa no necesita un poco de chapa y pintura cada cierto tiempo.

Por mi parte, la casa de mis sueños tal vez se pinte un poco de madera; quién sabe.

Marta Besada

You May Also Like

0 comentarios