EL PRÓLOGO DE ALGO MÁS...

by - febrero 04, 2019





Serie Studio di mare. Pigmento sobre lienzo
Hace demasiado tiempo que no nos vemos por aquí. Cuando una vuelve a empezar una y otra vez en otra ciudad, en otra home sweet home, otras rutinas, otros horarios…pues la locura y falta de tiempo son protagonistas inevitables del día a día.

No he abandonado el blog ya que cada día pensaba en que tenía que escribir, que marcar esa cita previa si acaso para sentarme a escribir, para tomarnos el café lento de cada semana.


 

 Ya sabéis bien cuales son mis pasiones; esa pareja feliz y contrariada como es la decoración y el arte y que tan de cabeza me llevan y tanto llenan mi día a día.
Serie Studio di mare.

 Este año me he propuesto nuevos retos y uno de ellos se llama “Studio di mare”, un proyecto que hace tiempo ocupaba mi cabeza pero que no ha sido hasta este nuevo comienzo que le he dado pistoletazo de salida. La pintura no es algo más que hago, un trabajo, una afición…la pintura forma parte de mi vida y de cómo soy desde hace ya mucho tiempo. El arte es esa emoción que da singularidad y personalidad a una casa, es un chivato de los estados de ánimo, el acusica del carácter de la persona que elige y cuelga arte en su home sweet home. Es el punto final en un todo o el comienzo de algo. El arte es esa parte de la pareja que lleva el ni contigo sin ti, el equilibrio y la inestabilidad y sobretodo ese carácter que necesita la paciencia del orden decorativo y la mano firme de una decoración que sepa encauzar esa fuerza desmedida.


 

 Yo no soy de la idea de pintar para combinar con… hay muchos peces en el mar y cuando una obra nace y se proyecta, el destino las une, las ideas provocan esa cita a ciegas que puede o no salir bien, porque no es fácil encontrar una media naranja; sin embargo cuando lo conseguimos, todo funciona, todo encaja y nace el amor para siempre. Ese en el que nadie cree pero todo el mundo quiere y en el fondo sabe que todavía sigue en el aire. Sólo es cuestión de saber atraparlo.
 

Creo que en decoración cuando se produce esa aparente contrariedad, cuando el nada combina pero todo funciona se produce la magia. Y con el arte pasa lo mismo, creo que un cuadro no debe hacerse pensando que tiene que combinar con el estampado de un sofá o el color de las cortinas; ya que la obra pierde su fuerza y la esencia, se queda vacía convirtiéndose en un simple contenedor de algo que va con algo. A su vez algo así queda muy estético y también funciona y es válido y cero criticable, ojo. Pero, y ¿el desmelene?, el los lados opuestos que se atraen, la chispa que surge y el sí que funciona que sabe a gloria cuando sucede?.

 
Serie Studio di mare

En fin, que este año he probado ese desmelene; me he enfundado unas zapatillas de ballet, he retomado ideas, me he embarcado en un nuevo idioma, vivo en otra home sweet home y he tenido que crear nuevas rutinas. Todo ello bien agitado, lleno de horas, notas, imágenes, bocetos, ideas, palabras, entusiasmo, bajonazos, sol, amigos,ilusiones, desilusiones, motivación y carreras están formando el cóctel de un año diferente; de un año de muchos comienzos, de ideas que os voy mostrando y que en realidad nunca he dejado de mostrar a través del ventanal que es Instagram.
 

 

Antes de empezar la lectura de cualquier libro, siempre hay un prólogo, y este, es el mío. Bienvenidos de nuevo, que os contáis?

 

 

Marta Besada Sueiro

You May Also Like

3 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Marta qué alegría leerte de nuevo ! Me encanta tu post bases artísta

    ResponderEliminar